Negocios en internet

De forma sorprendente, empezar y operar un negocio en Internet es bastante  similar en algunos puntos a otros negocios. Una buena metodología, como ganarse  la confianza de los clientes a través de una buena promoción, proveer de  productos y servicios a un precio justo, y desarrollando relaciones comerciales a largo plazo, son aplicables a un negocio en Internet  de la misma manera que otro negocio cualquiera, desde cerrajeros Sevilla hasta de marketing.

Dicho esto, existen importantes diferencias relacionadas con  ambos tipos de negocio.

Bajos costes para  empezar

Cuando decides empezar un negocio en Internet desde casa o  cualquier otro sitio, lo puedes hacer con una reducida cantidad de dinero y una  buena idea. Sin embargo, no te dejes engañar pensando que Internet es un sitio  para hacerte rico con apenas esfuerzo. Nada más lejos de la realidad. Como en  cualquier negocio, debe existir creatividad, planificación,  gastos y trabajo duro para tener éxito.

Se requieren múltiples requerimientos

De repente, no es suficiente tener un simplemente un buen  producto o servicio. Para usar Internet de forma efectiva, necesitas tener o  aprender habilidades en diseño Web, diseño  gráfico, tecnologías de publicación Web, y técnicas de marketing que quizá fueran desconocidas por ti hasta el momento, sin mencionar el conocimiento de  otros idiomas en algunos casos si quieres expandir fronteras con tu negocio online.

Afortunadamente, no hace falta (aunque es conveniente) que  tengas todas estas habilidades tú mismo. Si sabes dónde buscar, puedes  encontrar empresas y expertos que pueden hacer gran parte del trabajo por ti, y  mucha información en forma de tutoriales y manuales para que puedas hacerte un  experto tú mismo. Internet es la biblioteca más grande que existe por lo que no  te faltará información para empezar tu negocio online.

Infinidad de posibilidades de marketing

Las oportunidades y facilidad de conseguir introducirse en  los más variados negocios en Internet son desbordantes. Si comienzas un negocio  real, por ejemplo una zapatería, te tendrás que dedicar a vender ese producto  único, pero en Internet puedes desarrollar varios sitios Web de contenido  totalmente distinto unos de otros.

Las opciones que se tienen para contactar y colaborar con  multitud de empresas y compañías es realmente impresionante, y todo desde tu  ordenador.

Una audiencia internacional

Aunque no pienses en tu negocio online como un negocio de  alcance internacional, las visitas que recibirás en tu sitio Web vendrán de  todas partes del mundo. Si estás vendiendo un producto o servicio, se podrían  plantearse su envío o transacción a esos países. Se debería considerar  seriamente tener un mismo sitio Web traducido en varios idiomas aparte del  propio. Los clientes potenciales existentes en Internet hacen que tu tienda  virtual pueda tener más clientes que cualquier negocio que pongas en la vida  real.

Como se puede ver, existen similitudes y también grandes  diferencias al montar un negocio en Internet comparado con otro tradicional.  Las posibilidades son mucho más amplias que las explicadas aquí. Si juegas bien  tus cartas, puedes hacer llegar tu negocio online hasta donde tu quieras, con  sus consiguientes beneficios.

Sirven las rebajas para engañar a los consumidores

Llega enero y con él las rebajas, las esperadísimas rebajas. El que más y el que menos ha estado esperando el mes de diciembre para poder hacer las compras en las rebajas y poder así ahorrarse una buena cantidad de dinero por las compras de principios de año.

Al igual que otros años son muchos los que piensan que las rebajas están concebidas para engañar a los clientes, que están manipuladas para que el comerciante saque un provecho económico mayor de las ventas en este periodo de tiempo. Son muchos los que dicen que se manipulan los precisos, que se inflan para poder rebajarlos después haciendo creer así al consumidor que se ha comprado algo muy por debajo de su valor original.

También está la inversa, personas que aprovechan las aglomeraciones para robar, personas que tienen en su poder billetes de dudosa legalidad con los que quieren pagar las compras, para evitar estos engaños los comerciantes adquieren un comprobador de billetes con el que poder diferenciar fácilmente un billete verdadero de uno falso, así de fácil, sin problemas, solo con pasar el billete que nos conlleva a una duda por el detector  se puede saber si el billete se mete en la caja o no. Ante la duda de un billete falso, es aconsejable no recibirlo ya que los bancos los recogen para su comprobación y posterior destrucción si es preciso, pero en esta ocasión no reembolsan al dueño de dicho billete su valor por lo que el dinero está perdido.

Afortunadamente los billetes cada vez son menos falsificables, son más difíciles de colar en las tiendas ya que prácticamente todas tienen un detector de billetes falsos que hacen su trabajo estupendamente.
También hay en estas fechas muchas personas que se encargan de sustraer cosas que no son suyas de las tiendas, de los bolsos y de los bolsillos de los viandantes. Los carteristas salen en diciembre y enero como las setas con la lluvia, mucha precaución ante estas personas desalmadas que te pueden quitar la cartera o el teléfono del bolsillo sin que te des cuenta y pueden hacer que lo que se preveía un maravilloso día acabe siendo un desastre porque has perdido la cartera con todo lo que ella contenía o el teléfono con el posterior disgusto para ti. Los objetos personales, cuanto más lejos de los amigos de lo ajeno, mejor.