Los incomprendidos lavafaros del coche

Algunas personas puede que crean que el sistema de lavado de faros del coche es innecesario, ya que al limpiar el vehículo completo se puede hacer sin ningún inconveniente; sin embargo, son muy útiles gracias a que mejoran la visibilidad y evitan que deslumbre a los demás conductores. Cuando las lunas están sucias, la luz se dispersa de más; por lo cual, es muy práctico poder limpiarlas mientras conduce y no tener que detenerse para ello, ni esperar a llegar a casa, ni ir a una estación de servicio.

Por lo general, una instalación de lavafaros suele contener:

  • Válvula central y de encendido.
  • Temporizador electrónico o de relé.
  • Mangueras con sistema de inmersión.
  • Depósito de agua con bomba centrífuga.
  • Eyectores fijos o telescópicos para la cámara de turbulencias.

Funcionamiento del lavafaros con inyectores telescópicos

Usualmente el sistema del lavafaros se acciona por medio del interruptor de lavado de los parabrisas; la activación simultánea y automática de ambos sistemas solo es posible cuando se tienen las luces encendidas. El funcionamiento consiste en que una bomba centrífuga presione el agua hacia un cilindro, ello despliega un pistón de cabeza eyectora y un muelle de compresión, que llevan los eyectores a su lugar de servicio.

Posterior a eso, el líquido limpiador (el de su preferencia) es rociado a presión por el dispersor del faro.

Consejos prácticos para el uso de los lavafaros

Algo que sucede con frecuencia con los productos de limpieza, es que con ellos se genera demasiada espuma, si el depósito contiene más líquido del necesario; dado que los eyectores aumentan la presión al haber un exceso. Y resulta que esa espuma es muy difícil de quitar, por lo que es posible que permanezca adherida a la superficie del faro por largo tiempo, lo cual es un problema, porque distorsiona la forma en la que se distribuye la luz. Por lo tanto, antes de cargar el depósito con el producto en cuestión, asegúrese de que sea la cantidad adecuada.

Al presentarse alguna falla lo recomendable es revisar cuál sea la posible causa. Una de las principales fallas suele ser si al activar el sistema, no funciona la bomba centrífuga; otra avería muy común es si el rociado de los eyectores solo se da en uno de los lados o en ambas pero de forma muy débil.

Es preferible llevar el coche a un taller para una revisión del sistema, en caso de que amerite reparación y de sustituir partes, puede consultar en www.piezasdesegundamano.es . Es una empresa en la que no tardará en conseguir el repuesto que necesite, ya que una solicitud la reciben diferentes desguaces.